Cómo vapear CBD

ÍNDICE DE CONTENIDOS

¿El CBD se vapea? Esta es una de las preguntas más frecuentes entre aquellos usuarios noveles de CBD a los que les gusta vapear. La respuesta es que sí: el CBD se vapea, pero, en España, no está permitida la venta de flores para esta finalidad. En esta guía, te contamos cómo lo hacen en otros países donde sí lo está.

¿Cómo vapear CBD?: todas las vías para hacerlo

El CBD admite varías vías de administración, entre las que se incluye la inhalatoria. Esta forma de consumo es ideal para usuarios que ya vapean habitualmente, así como para fumadores habituales que buscan una alternativa más saludable que la combustión.

 

La razón por la que es posible vapear CBD es que este alcanza su punto de ebullición a los 170 °C. A partir de esta temperatura, pasa de un estado líquido a convertirse en vapor, por lo que se puede respirar.


Por tanto, mediante el uso de dispositivos específicos para tal fin, que calienten el CBD a esta temperatura o a una superior, se puede convertir el CBD en vapor para su consumo por vía respiratoria.

Líquidos para vapear CBD

Los e-liquids con CBD hacen posible el consumo de CBD mediante la inhalación sin necesidad de combustión, es decir, sin fumar. 

 

Actualmente, la legislación en España solo permite el uso decorativo, aromático y/o destinado al coleccionismo de los cogollos de CBD, de manera que no se pueden consumir. Por tanto, vapear CBD no es solamente más sano que la combustión, sino que también es legal en nuestro país

 

Para vapear e-liquids con CBD se necesita un dispositivo específico, es decir, un cigarrillo electrónico o vaper. Preferiblemente, su potencia debería oscilar entre 10 y 30 vatios.

 

Asimismo, es recomendable conocer la dosis adecuada en función del contenido de CBD del e-liquid, o bien, empezar vaporizando cantidades más bien bajas de CBD hasta alcanzar el efecto deseado.

Vapear CBD

Vapear CBD mediante vapes desechables

Aparte de los e-liquids para cigarrillos electrónicos comentados en el apartado anterior, existe otra forma de vapear CBD: los vapes desechables. Se trata de dispositivos listos para usar, sin ningún tipo de recarga.

Estos aparatos incorporan su propio líquido de vapeo y cuentan con funcionamiento muy similar al de los cigarrillos electrónicos tradicionales. A diferencia de estos, no se pueden recargar porque, una vez agotado el líquido que contienen, se desechan. Acostumbran a durar de 500 a 800 inhalaciones, en función de la intensidad de las mismas y de la marca.

Este formato de CBD para vapear presenta diversas ventajas:

  1. Todo está incorporado en un único aparato, por lo que no hace falta cargar con e-liquids para rellenar nuestro vaper.

 

  1. Al ser un dispositivo desechable, tampoco necesitamos recargar la batería, ya que esta dura incluso más que el líquido para vapear. 


Finalmente, cabe mencionar que cuentan con una mayor concentración de CBD que los e-liquids.  Mientras que estos contienen del 3 al 10% de CBD, los vapes desechables tienen entre el 50 y 80% de CBD. Por tanto, permiten alcanzar el mismo efecto con un menor número de inhalaciones.

Vapear flores y resinas CBD

En España, tal como hemos mencionado anteriormente, no se pueden comercializar flores o resinas con CBD destinadas a usos distintos al aromático, decorativo o al coleccionismo. No obstante, en otros países como USA, Canadá, Suiza o Luxemburgo sí está permitida la venta de cogollos o resinas de cáñamo para vaporizar y fumar.

 

Por ende, en esta guía sobre cómo vapear CBD te explicamos cómo se hace en aquellos países donde sí está permitido el consumo de flores y resinas de cáñamo.

 

Para empezar, es necesario conocer el origen de los cogollos con tal de asegurar su calidad. Asimismo, se debe tener en cuenta que el cáñamo orgánico casi siempre es la mejor opción, al estar libre de pesticidas químicos.

 

Para poder vapear las flores y resinas ricas en CBD se precisa de un vaporizador. Es decir, una máquina para calentarlas. Normalmente, son aparatos de tamaño reducido y fácilmente transportables, asemejándose a un cigarrillo electrónico, pero que funcionan con materia vegetal en lugar de e-liquids.

 

Estos utensilios calientan la materia vegetal sin llegar a quemarla, de manera que el CBD que contienen las flores o la resina se convierte en vapor y se puede inhalar sin las sustancias tóxicas que genera la combustión producida al fumar. 

 

Para vapear flores o resinas es recomendable conocer la concentración de CBD, con tal de ajustar el consumo a la misma.

Beneficios de vapear CBD

Uno de los beneficios de vapear CBD es que puede ayudar a modular la ansiedad que genera el síndrome de abstinencia de la nicotina. Al menos, esto es lo que sugiere un estudio de 2013 realizado por la University College de Londres, en un experimento que comparaba el vapeo de CBD con el de placebo.

 

Este experimento consistió en repartir de manera aleatoria 12 muestras de inhaladores con CBD y otras 12 con placebo a fumadores habituales, sin saber qué contenía cada una. Tras una semana, se desveló el contenido de las mismas y se comparó el consumo de tabaco de ambos grupos. Los fumadores que tenían inhaladores con CBD habían reducido el consumo de tabaco alrededor del 40%¹.

 

Por tanto, esta forma de consumo aporta los beneficios del CBD, siendo una alternativa a la combustión. Cabe recordar, no obstante, que, si bien el vapeo no tiene los mismos riesgos que fumar, tampoco está exento de ellos.

Vapear CBD para dormir

El CBD cuenta con propiedades ansiolíticas, tratándose de un compuesto que puede ayudar

a reducir o modular los niveles de ansiedad y estrés. Gracias a esta capacidad, también puede ayudar a conciliar mejor el sueño, ya que ayuda relajarse y favorece un mejor descanso.

 

Por esta razón, son muchos los usuarios de CBD que deciden vapear CBD para dormir. Como esta vía de administración hace efecto de manera casi inmediata, no tendremos que esperar mucho rato para empezar a notar los efectos.

Opiniones sobre vapear CBD

Muchos usuarios de CBD opinan que es una alternativa más saludable que la combustión, ya que no se inhalan las sustancias cancerígenas del humo. Si bien no está exento de riesgos, como cualquier otro tipo de vapeo, es una forma sencilla de consumir CBD notando rápidamente sus efectos.

 

Se puede vapear CBD de tres formas principalmente: vapeándolo mediante e-liquids, por medio de vapes de destilado desechables, o bien, calentando las flores o resina con un vaporizador. No obstante, esta última no está legalmente permitida en España.

 

Tanto el vaper como el vaporizador de hierbas tienen en común que deben recargarse, enchufándolos durante varias horas. Los dispositivos desechables, en cambio, no requieren recargar la batería, razón por la que muchos usuarios los prefieren.

 

Además, los dispositivos desechables cuentan con una concentración de CBD que puede superar el 80%, siendo esta superior que en cualquier otra forma de vapeo. Esta es otra de las razones por las que los usuarios prefieren estos dispositivos a los e-liquids.

 

Por otra parte, tanto los cigarrillos electrónicos como los vaporizadores son dispositivos que suelen durar bastante, por lo que nunca se nos agotarán como los desechables y, si vapeamos habitualmente, puede estar bien tenerlos por casa. 

Opiniones sobre vapear cbd

Referencias

  1. Morgan, C. J., Das, R. K., Joye, A., Curran, H. V., & Kamboj, S. K. (2013). Cannabidiol reduces cigarette consumption in tobacco smokers: preliminary findings. Addictive behaviors, 38(9), 2433-2436.
Preguntas frequentes sobre como vapear CBD

Preguntas frecuentes sobre cómo vapear CBD

La razón por la que existen e-liquids específicamente para el vapeo de CBD es que no se puede vapear aceite de CBD. Los aceites vegetales empleados en la preparación del aceite de CBD generan sustancias nocivas al recalentarse en exceso.

 

Además, se evaporan a una temperatura mucho más baja que el CBD, por lo que nunca llegaríamos a vaporizarlo. Asimismo, el aceite de CBD no es compatible con los cigarrillos electrónicos y una simple prueba estropearía cualquier dispositivo de este tipo.

 

Por otra parte, cabe recordar que los e-liquids con CBD no pueden destinarse a ningún otro uso y que no deben ingerirse.

Aunque el CBD es una sustancia que cuenta con múltiples beneficios y vapearlo puede ayudarnos a modular la ansiedad generada por la falta de nicotina, ninguna forma de vapeo está exenta de riesgos.

 

No obstante, el consumo de CBD mediante inhalación en vapers o cigarrillos electrónicos, o bien, dispositivos desechables, no implica un riesgo adicional respecto a vapear nicotina o e-liquids de sabores.

Los cigarrillos electrónicos aconsejables para el consumo de CBD son los que cuentan con regulador de potencia. También es aconsejable escoger un modelo que muestre la temperatura de vapeo, para controlar qué tan cerca estamos del punto de ebullición del CBD.


No es necesario escoger un modelo de gran potencia para poder vapear CBD, sino más bien al contrario. Será suficiente con que el aparato en cuestión llegue a los 30 vatios aproximadamente. Por lo demás, podemos optar por las características que más nos convenzan.

Los efectos de vapear CBD son los mismos que los de cualquier otra forma de consumo de CBD. En general, se siente una mejor capacidad de relajación, alivio del dolor en caso de sufrirlo y un mejor estado de ánimo.

 

Al vapear CBD los efectos son los mismos, pero con la ventaja de que se sienten de forma casi inmediata. La vía inhalatoria es la que ofrece mayor rapidez a la hora de sentir los efectos del CBD.

El CBD es una sustancia producida por la planta de cannabis, que también cuenta con la capacidad de producir THC. Mientras que el CBD no tiene efectos sobre la percepción, el THC es psicotrópico y es la sustancia responsable de las alteraciones que produce la marihuana.

 

Las plantas de marihuana producen THC en cantidades muy altas y CBD en cantidades muy bajas. El cáñamo, en cambio, produce cantidades muy altas de CBD y muy bajas de THC. De hecho, hay un límite legal para el contenido de THC que, por lo general, es del 0,2%. Es decir, para que un producto derivado del cáñamo sea legal, no puede sobrepasar ese porcentaje de THC.

 

Esta cantidad de THC, aunque es muy baja, puede llegar a dar positivo en un control de drogas, especialmente si consumimos derivados del cáñamo de forma abusiva. Por tanto, si utilizamos vapes o e-liquids que contengan THC, es posible dar positivo. Sin embargo, no todos los productos para vapear contienen THC, ya que en algunos se incorpora solo el CBD puro.

 

Normalmente, los e-liquids para cigarrillo electrónico no contienen THC, por lo que no se daría positivo en un control. Aun así, hay que fijarse en que no sean de espectro completo porque en ese caso sí contendrían THC.

 

Por otra parte, los vapes desechables que, como hemos comentado con anterioridad, son otro producto distinto, sí suelen contener extracto de cáñamo de espectro completo, es decir, cuentan con todos lo cannabinoides de la planta, incluyendo al THC. Por tanto, si los empleamos habitualmente para vapear sí existe el riesgo de dar positivo en un control.

 

 

Más sobre el CBD

Flor de cáñamo

Flor de cáñamo: propiedades beneficiosas

El CBD presenta propiedades que ayudarán en tu bienestar. Este extracto proveniente del cáñamo tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes e hidratantes, en definitiva, no podrás resistirte a darle una oportunidad.

Close Mi carrito
Close

Close
Navigation
Categories