¿Se puede fumar CBD?

ÍNDICE DE CONTENIDOS

¿Se puede fumar CBD? El marco legal actual en España solo permite el uso decorativo, aromático y/o destinado al coleccionismo de las flores de CBD. En otros países como USA, Canadá, Suiza o Luxemburgo sí está permitida la venta de cogollos de cáñamo para fumar. Sin embargo, los e-liquids con CBD sí son legales en nuestro país, por lo que serían lo más parecido a fumar CBD.

¿Se puede fumar CBD?

El CBD se produce de manera natural en las inflorescencias de las plantas de cannabis no psicotrópicas. Es decir, se trata de una sustancia que se produce en cantidades relativamente altas la flor de cáñamo.

 

Tratadas y secadas de la forma adecuada, las flores o cogollos de cáñamo se pueden consumir fumadas. Para ello es necesario desmenuzarlas y liarlas en un papel de fumar. Normalmente, se coloca también algo que sirva de filtro.

 

El cáñamo es un tipo de cannabis que, a diferencia de la marihuana, produce muy poco THC. Esta sustancia es el cannabinoide responsable de los efectos psicotrópicos de la marihuana. Tanto en España como en la mayoría de países europeos están prohibidos los productos derivados del cáñamo que contengan más de un 0,2% de este compuesto.


La marihuana, así como los cogollos de CBD, son flores de cannabis, por lo que a nivel visual y organoléptico son prácticamente indistinguibles. Es decir, las flores con CBD son iguales que la marihuana y no se pueden diferenciar sin un análisis que indique el contenido de cannabinoides para ver si son ricas en THC o CBD, y si no rebasan el nivel permitido del primero.

¿Es legal fumar CBD?

Realmente esto es algo que depende de la legislación de cada país. En Suiza, por ejemplo, podemos encontrar cigarrillos de cáñamo hasta en el supermercado. Pero, en España, está prohibido vender flores de cáñamo para finalidades distintas a la ornamental o el coleccionismo.

 

En resumen, la cobertura legal de las flores de cáñamo, es variable en función de donde nos encontremos, aún siendo el mismo producto en todas partes.

 

Aunque el producto es siempre el mismo que en Suiza, la legislación española no permite la venta de CBD para consumirlo fumado. De modo que el usuario que decida fumar cogollos de CBD, estaría haciendo un mal uso del producto, perdiendo todo el derecho a reclamar cualquier incidencia, según la legislación española. 

Es legal fumar CBD?

¿Qué ventajas tiene fumar CBD?

Consumir CBD de esta forma tiene las mismas ventajas que hacerlo por cualquier otra vía. No obstante, la vía inhalada es la más rápida para sentir los efectos del CBD. 

 

Cabe mencionar que fumar sería una de las formas de consumo de CBD menos saludables, ya que fumar nunca está exento de riesgos

 

Es cierto que la administración de CBD inhalado hace que este surta efecto muy rápidamente, casi de manera inmediata, pero hay alternativas más saludables que fumar. Vapear o vaporizar CBD sería menos dañino y, al ser la misma vía de administración, los efectos tardan lo mismo en aparecer.

¿Cómo se fuman los cogollos con CBD?

Tal como se indica unas líneas más arriba, en España, las flores de cáñamo solo se pueden comercializar para su uso como adorno u objeto de colección. Es decir, fumar cogollos con CBD es algo que no está regulado en nuestro país. Aunque no existe ninguna ley que lo prohíba explícitamente, se entiende que, desde el punto de vista legal, los usuarios que fumen cogollos con CBD estarían usando el producto de manera indebida.

 

Por tanto, aquí explicamos cómo fumar cogollos con CBD en aquellos países donde sí está permitida esta forma de consumo, como Canadá, Estados Unidos o Suiza, entre otros.

 

En primer lugar, como con todas las vías de administración, es necesario conocer la dosis de CBD adecuada. Asimismo, dado que la concentración de CBD de las flores varía en función de la variedad y de cómo se han cultivado, también es necesario conocer el porcentaje CBD de las flores a consumir para poder dosificarlas.

 

Es aconsejable comenzar con dosis bajas de cogollos con un nivel de CBD alto. Es decir, es recomendable dar un par o tres de inhalaciones con cogollos de CBD bastante potentes. Después de ello, sería ideal esperar unos diez minutos para ver si se ha alcanzado el efecto deseado o sería necesario repetir el proceso.

 

Empleando flores con un alto contenido de CBD serían necesarias menos inhalaciones, por lo que se está menos expuesto al humo. Aunque al principio pueda resultar algo complicada esta forma de consumo, con el tiempo y la práctica se determina la cantidad de flor y de inhalaciones necesarias para cada uno.

 

En cuanto a la forma de fumar en sí, se puede liar un cigarrillo con flores de CBD, usar una pipa tradicional, o bien, una de agua, como un bong, por ejemplo.

¿Cómo se fuman las resinas con CBD?

Las resinas con CBD son, tal como su propio nombre indica, resinas que contienen altos niveles de CBD. Se obtienen de las flores de cáñamo, por lo que pueden llegar a tener mayor concentración de este cannabinoide que los mismos cogollos.

 

Existen diversos tipos de resinas con CBD en función de su método de extracción. Es decir, según se han separado de las flores, podemos distinguir el polen con CBD, el hash al agua con CBD, o el charas con CBD, entre otros.

 

Asimismo, también existen diversas formas de fumar estas resinas, siendo la más habitual el cigarrillo de flores de CBD con resina. Esta consiste en añadir el producto, ya sea desmenuzado en pequeños trocitos o en un churro, al liar el cigarrillo de flores de CBD.

 

Otra forma de fumar resina es en una pipa. Para ello, se coloca un trozo pequeño de resina en el hornillo o cazoleta (apertura cóncava donde se situaría el tabaco en una pipa de tabaco) y se inhala mientras se quema la resina.

 

Otra forma, mucho más rudimentaria, consiste en quemar un trozo de resina y taparlo con un vaso. De esta forma, el humo de la combustión de la resina queda retenido en el recipiente y se puede inhalar posteriormente.

 

Igual que con las flores, es necesario conocer la dosis adecuada de CBD, así como la concentración de este cannabinoide en la resina. Lo aconsejable es empezar con resinas muy potentes, dando pocas caladas. Poco a poco y mediante la práctica, se encuentra la dosis adecuada.

 

Cabe mencionar que el consumo de resina debería llevarse a cabo por consumidores ampliamente experimentados y bastante habituados al CBD, ya que suele contener niveles muy altos de este cannabinoide.

 

Tal como ocurre con las flores de cáñamo, en España, las resinas con CBD solo se pueden vender para su uso ornamental o como objeto de colección. Es decir, fumar resina con CBD no está regulado en nuestro país. Si bien ninguna ley lo prohíbe explícitamente, se supone que, desde un punto de vista legal, los usuarios que fumen resina con CBD estarían usando el producto indebidamente.

Factores a tener en cuenta para fumar CBD

¿Qué factores deben tenerse en cuenta a la hora de fumar CBD?

El principal factor a tener en cuenta a la hora de fumar CBD es la calidad de las flores. El cáñamo para producción floral tiene que cultivarse de una manera específica que es distinta a la forma de cultivar cáñamo para producción de fibras o semillas.

 

Los cogollos de cáñamo, a diferencia de otros productos agrícolas como las frutas o verduras, no pueden lavarse para quitarle los restos de insecticida o fertilizante. Por tanto, la forma de cultivarlo difiere ligeramente de los cultivos tradicionales.


Lo más recomendable, para evitar ningún tipo de contaminación química o por metales pesados, es optar siempre por cogollos de cultivo orgánico.

¿Existen alternativas más saludables que fumar CBD?

Fumar CBD consiste en administrarlo mediante la inhalación, sin embargo, todo tipo de humo es más o menos nocivo para el organismo. Además, esta forma de consumo no es legal en España, por lo que se entiende que es un tipo de uso indebido de los productos con CBD.

La vía inhalatoria ofrece otras formas de administración más saludables, como el vapeo mediante e-liquids con CBD o en vapes desechables con CBD. Los primeros requieren de un cigarrillo electrónico o dispositivo similar para su consumo, contando con entre un 3 y un 10% de CBD. Los vapes desechables, en cambio, incorporan todo lo necesario y no se tienen que recargar, aparte de contar con entre un 50 y un 85% de CBD.

Además, vapear CBD es una forma de consumo que sí está permitida en España, por lo que el uso de los dispositivos para tal fin es perfectamente legal.

Se puede fumar CBD

Preguntas frecuentes sobre fumar CBD

Como ocurre con cualquier tipo de producto, los cogollos con CBD cuentan con diversas calidades. Por tanto, algunos son mejores que otros.

 

En primer lugar, las flores con CBD de muy buena calidad tienen un olor fuerte y penetrante. Puede gustarnos más o menos, pero si se huelen desde más de 30 cm de distancia, lo más seguro es que sean de buena calidad.

 

Asimismo, también debe valorarse el aspecto. Las flores amarillas o con tonos marrones, con pocas glándulas de resina, o que están desmenuzadas a malformadas, serán de mala calidad casi con toda seguridad.

 

Finalmente, también debemos fijarnos en la textura. Si las flores, en lugar de ser pegajosas, están demasiado resecas, podrían haber perdido calidad por una mala conservación.

Las flores y resinas con CBD son productos naturales que provienen del cáñamo. Tanto esta planta como sus derivados contienen, en la mayoría de países, un 0,2% de THC o algo menos.

 

Por tanto, aunque en muy bajas cantidades, las resinas y flores de cáñamo contienen THC. Aunque el porcentaje de este cannabinoide es muy bajo y no causa efectos psicotrópicos, sí podría llegar a ser detectado en un control de drogas, dando así positivo.

 

Un consumo abusivo de CBD, ya sea en flores y/o resinas, aumenta las posibilidades de que esto suceda.

Si bien es posible mezclar los cogollos de cáñamo o resina con CBD con tabaco y fumar la mezcla, ya sea en un cigarrillo o en una pipa, esta práctica no es aconsejable.


Aunque fumar no está exento de riesgos en ninguna circunstancia, en el caso del tabaco es especialmente nocivo. Además, el CBD puede ayudar a modular la ansiedad de causa el síndrome de abstinencia de la nicotina, por lo que puede ser útil para reducir el consumo de tabaco, siendo esta otra razón para no mezclarlo.

Más sobre el CBD

Flor de cáñamo

Flor de cáñamo: propiedades beneficiosas

El CBD presenta propiedades que ayudarán en tu bienestar. Este extracto proveniente del cáñamo tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes e hidratantes, en definitiva, no podrás resistirte a darle una oportunidad.

Close Mi carrito
Close

Close
Navigation
Categories