THC y CBD: Todas sus diferencias

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Las diferencias entre el THC y el CBD son pocas, pero notorias. La principal es su potencial psicoactivo, es decir, la capacidad de afectar a la percepción o alterar el sistema nervioso. Aunque ambos cannabinoides presentan un gran potencial, el CBD carece de psicoactividad, por lo que no afecta a nuestras actividades cotidianas.

Principales diferencias entre el THC y el CBD

Tanto el THC como el CBD pertenecen a un grupo de compuestos químicos que se conocen con el nombre de cannabinoides. Esta clase de sustancias se producen de manera exclusiva por la planta de cannabis y tienen la capacidad de interactuar con el sistema endocannabinoide de los mamíferos. 

Tanto el tetrahidrocannabinol, o THC, como el cannabidiol, o CBD, son los principales cannabinoides que produce la planta de cannabis. Es decir, son los compuestos de este tipo que suelen encontrarse en mayores cantidades en esta especie vegetal.

¿Qué es el tetrahidrocannabinol o THC?

El THC es el cannabinoide responsable del efecto psicotrópico de la marihuana. Se trata de una sustancia que cuenta con la capacidad de alterar la percepción de quien la consume. Es decir, se trata de una droga.

Dada esta capacidad de alterar la percepción y el estado de consciencia, también cuenta con potencial adictivo. La mayoría de la gente que prueba el THC, ya sea consumiendo hachís o marihuana, no desarrolla ninguna adicción. No obstante, se estima que un 10% de los consumidores sí acaban manteniendo una relación de dependencia con la sustancia.

El estatus legal del THC es bastante variable en función del país. Hay ciertos territorios, como Canadá o Uruguay, donde el consumo recreativo es perfectamente legal entre la población adulta. Pero también hay otros, como China o Arabia Saudí, donde la simple posesión conlleva penas de cárcel y hasta la pena capital, en función de la cantidad.

Diferencias entre THC y CBD

¿Qué es el cannabidiol o CBD?

El CBD es el principal cannabinoide de la planta de cáñamo. Se trata de un compuesto con múltiples beneficios que no tiene efectos psicotrópicos, por lo que no altera la percepción. En los últimos años, conforme se han ido descubriendo sus propiedades, se ha vuelto cada vez más popular.


El estatus legal del CBD es muy distinto al del THC, ya que no es ilegal en ningún país. Si bien en algunos territorios puede estar prohibida la posesión de cannabis, el CBD puro, como molécula, no es ilegal.

¿Qué relación tienen el THC y el CBD?

El CBD y el THC tienen en común que son cannabinoides, es decir, son un tipo de sustancia que solo produce la planta de cannabis. No obstante, no todas las plantas de cannabis producen grandes cantidades de THC o CBD. Según el tipo de planta, pueden producir mucho THC o mucho CBD, niveles medios de ambos, o bien, no producir ninguno de los dos.

Aunque ambos compuestos son psicoactivos porque tienen la capacidad de interactuar con nuestro sistema nervioso, el THC es psicotrópico y potencialmente adictivo. El CBD, por su parte, presenta múltiples beneficios y carece de la capacidad de alterar la percepción que caracteriza el THC.

Ambos son producidos por la planta de cannabis, pero el THC es el principal componente activo de la marihuana y es ilegal en muchos países. El CBD, en cambio, es el cannabinoide más abundante en el cáñamo y es perfectamente legal en la mayoría de países. Pero ¿cuáles son las diferencias entre el cáñamo y la marihuana?

¿Qué distingue al cáñamo de la marihuana?

El cannabis es una planta milenaria que acompaña a la humanidad desde la prehistoria por sus múltiples y variados usos. Aunque, desafortunadamente, en los últimos cien años, una de las formas de utilización más populares ha sido su consumo como droga, antiguamente, el cáñamo se empleaba para casi todo.

Tanto el cáñamo, rico en CBD, como la marihuana, rica en THC, pertenecen a la familia de las cannabáceas, que, a su vez, pertenece al orden de los rosales. Ambas plantas son prácticamente iguales, por lo que es difícil distinguirlas a simple vista. Las dos cuentan con la típica hoja de cannabis dividida en más de 5 folíolos, que todos conocemos, y sus hembras producen cogollos.

No obstante, la marihuana es una planta que produce abundantes flores con un contenido de THC relativamente alto, mientras que el cáñamo se ha considerado tradicionalmente como una planta textil. Es decir, a lo largo de la historia, la planta de cáñamo se ha cultivado potenciando la formación de un tallo alto y fuerte, ya que de este se obtiene la fibra.

El cáñamo era una planta tan importante que, durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de Estados Unidos alentó a los agricultores a cultivarla bajo el lema “Hemp for victory” (cáñamo para la victoria). La fibra textil obtenida de la planta se usaba en la elaboración de uniformes militares y cuerdas, entre muchas otras cosas.

También se cultivaba para la obtención de semillas, ya que son de las más nutritivas que existen. No obstante, antiguamente no se sabía qué es el CBD, ni se conocían sus propiedades. Por tanto, no se cultivaba cáñamo con el fin de obtener flores y las técnicas de cultivo se orientaban a potenciar la producción de fibra o simiente.

THC y CBD: diferencias entre cáñamo y marihuana

Si el cáñamo es una planta textil, ¿de dónde sale el CBD?

El CBD sale de las flores de las plantas de cáñamo hembra no polinizadas, es decir, las que no han producido semillas. Estas cuentan con unas estructuras especializadas que producen cannabinoides y terpenos, llamadas tricomas

 

Sin embargo, como tradicionalmente, la marihuana se cultivaba para la obtención de flores y el cáñamo, de fibra y semillas, no se conocían los beneficios del CBD ni se había investigado cómo producir flores de cáñamo.

 

El descubrimiento del amplio abanico de propiedades con las que cuenta el CBD ha propiciado la investigación de nuevas formas de cultivar cáñamo, que potencien la producción floral y de cannabinoides.

 

Es decir, las variedades tradicionales de cáñamo industrial que, por ley, no pueden superar el 0,2% de THC, se están cultivando con nuevas técnicas. Esto permite multiplicar la obtención de cogollos con altos porcentajes de CBD.

¿Por qué contienen THC algunos productos con CBD?

Tal como hemos explicado en párrafos anteriores, la marihuana produce principalmente THC y el cáñamo, CBD. Sin embargo, esto no significa que la primera no produzca CBD o que el segundo no produzca THC, sino que no son sus cannabinoides principales.

 

La marihuana también produce CBD en bajas cantidades, así como el cáñamo produce THC en bajas cantidades. Por este motivo existe el límite legal del 0,2% de THC para el cáñamo.

 

Asimismo, esta es la razón por la que podemos encontrar aceites de CBD de espectro completo que contienen todos los cannabinoides de la planta, incluido el THC. Dado que hay quien prefiere no consumir nada de THC, también están los aceites de amplio espectro, que conservan todos los cannabinoides menos el THC.

Porqué hay THC en algunos productos de CBD

Preguntas frecuentes sobre las diferencias entre THC y CBD

Aunque ambas sustancias son cannabinoides, es decir, compuestos producidos por la planta de cannabis, tienen efectos muy distintos. Esta sería la principal diferencia entre ambas sustancias.

El THC cuenta con la capacidad de alterar la percepción y el estado de consciencia, razón por la que se considera una droga. El CBD, en cambio, no cuenta con esta capacidad, además de tener múltiples beneficios. Estos han propiciado su popularización y actualmente se emplea en aceites, cosméticos y muchos otros productos.

Lo que tienen en común el THC y el CBD es que ambos son cannabinoides. Es decir, son un tipo de terpenofenol exclusivamente producido por la planta de cannabis, con la capacidad de interactuar con nuestro sistema endocannabinoide.

Además, al contrario de lo que se pueda pensar, ambos cuentan con propiedades beneficiosas. No obstante, al tener el THC bastantes efectos secundarios, es una sustancia que se administra bajo supervisión médica en aquellos territorios donde la marihuana medicinal es legal.

No todas las plantas de cannabis producen grandes cantidades de cannabinoides. Sin embargo, la mayoría sí producen esta clase de sustancias. Principalmente, hay dos tipos de cannabis, que son el cáñamo y la marihuana.

El cáñamo suele arrojar grandes cantidades de CBD, mientras que la marihuana cuenta con altos niveles de THC. No obstante, ésta también produce CBD en bajas cantidades, así como el cáñamo produce THC en cantidades no psicotrópicas.

Sí, existen muchos otros cannabinoides, aunque estos dos son los que se producen normalmente en mayores cantidades por la planta de cannabis. Pero esta produce muchos más cannabinoides, que están presentes en los aceites de espectro completo y de amplio espectro.

Se dice que el efecto del CBD se ve beneficiado por estos cannabinoides secundarios. Estos contribuyen a que los beneficios de esta sustancia sean aún mayores que si se toma CBD aislado. Es lo que se conoce como el efecto séquito.

Además, la investigación ha propiciado el descubrimiento y creación de nuevas variedades de cannabis, ricas en otros cannabinoides. Es el caso de las flores con altos contenidos de CBG, un cannabinoide que también cuenta con múltiples beneficios.

Más sobre el CBD

Flor de cáñamo

Flor de cáñamo: propiedades beneficiosas

El CBD presenta propiedades que ayudarán en tu bienestar. Este extracto proveniente del cáñamo tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes e hidratantes, en definitiva, no podrás resistirte a darle una oportunidad.

Close Mi carrito
Close

Close
Navigation
Categories